En reconocimiento de su popularidad universal, el 11 de diciembre de 2014, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamaron el 21 de junio como el Día Internacional del Yoga, con la resolución 69/131.

El yoga es una práctica física, mental y espiritual de tradición antigua, que se originó en la India. La palabra «yoga» proviene del sánscrito y significa unidad porque simboliza la unión del cuerpo y la mente

La celebración de este Día sirve para concienciar a la población sobre los beneficios de practicar yoga.

Y qué mejor forma de celebración que con el ritual de los 108 saludos al sol.  

El saludo al sol o  Surya Namaskar, en sánscrito, es una secuencia de 12 posturas que se repiten varias veces, estableciendo una cadencia, donde la respiración marca un ritmo, una danza perfecta, con la intención de transitar la voluntad del pensamiento a través de la experiencia física, es cuando nuestro ego se desnuda para dejar a nuestro verdadero ser interno aparecer. Cuerpo, mente y alma en conjunción.

108, número de cuentas que contiene el Japa Mala, el rosario de repetición, con el que se lleva el registro de las recitaciones de los mantras, además sus números nos acercan a un gran significado, el 1, sería el todo, la unidad, el 0, el vacío, aquello que puedo llenar y el 8, el eterno símbolo del infinito. Nuestra conexión con el Universo, nuestra capacidad de renacer, y las infinitas posibilidades para nuestra realidad.

21 de Junio, solsticio de verano, dónde surge el momento mágico para soltar a través de la práctica yóguica todos nuestros fantasmas, nuestros bloqueos y anclajes que muchas veces definen a nuestro ego, para renacer desde la luz interna de nuestro ser y mostrar la verdadera autenticidad.

Os invito a participar de este día donde la energía de muchas personas del planeta estarán conectadas. Dedica tu ofrenda, tu Sankalpa, para un fin, tuyo, para alguna persona en especial o bien para una intención global. 

Feliz día

NAMASTÉ